Indice del artículo
Fiestas del Judaismo
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Todas las páginas

¿ORDENO CRISTO OBSERVARLAS?

Exactamente antes de su ascensión a los cielos, después de su ministerio, el

Señor Jesucristo dió la gran comisión a sus discípulos y a nosotros:

 "Por tanto, id, y doctrinad a todos los Gentiles. . . Enseñándoles que

guarden todas las cosas que os he mandado: y he aquí, yo estoy con

vosotros todos los días, hasta el fin del mundo " Mateo 28:19,20).

Los seguidores de Cristo tienen una obra definida y una gran obligación. Ellos deben llevar el Evangelio a todas las naciones y enseñar la observancia de ciertas cosas. Han de practicar el rito que Jesucristo dió, el del bautismo por agua. En el verso mencionado anteriormente, Jesucristo también dijo: "Bautizándoles. . . " Por esto, Jesús puso el ejemplo al ser bautizado por Juan el Bautista en el Río Jordán. Las ceremonias u ordenanzas que Jesús enseñó fueron la Cena del Señor y el Lavatorio de los pies. El dió un man­damiento directo de cómo esto fuera hecho: "Haced esto en memoria de mi` y "Os he dado un ejemplo, que hagáis como. yo os he hecho" (Lucas 22.-19 y Juan 13:15) . El día que Jesucristo nos enseñó observar fue el sábado y con su ejemplo nos mostró la manera correcta de guardarlo (para alabar a Dios y para hacer el bien). El séptimo día sábado, es el día especial del Señor, porque El dijo: "Así que el Hijo del hombre es Señor aun del sábado" (Marcos 2:28).

Estos son los únicos ritos y ceremonias que fueron directa­mente ordenados por

Jesucristo. Pero Jesús también guardó los mandamientos de Dios. Notamos esto

en el registro de su vida mis­ma. También dijo: ". . . Yo he guardado los

mandamientos de mi Padre, y estoy en su amor" (Juan 15:10).

Además, El nos ordenó seguirle, por lo que somos pues responsables de guardar

los manda­mientos de Dios.


LAS CELEBRACIONES POPULARES "CRISTIANAS"

La pregunta especial para nosotros es: ¿Qué días especiales o festivos ha

ordenado Dios observar a todo cristiano? ¿Qué de las fiestas populares de la

iglesia? ¿En algún momento Dios o Jesús ordenaron al cristiano observar o

conmemorar el nacimiento de Cristo? ¿Hay algún ejemplo o instrucción para

conmemorar la resurrección de Cristo, o un período de 40 días de abstención

pre­via a tal conmemoración?

¿Hay alguna instrucción bíblica o mandamiento para observar el primer día de

la semana como un tiempo sagrado en lugar del séptimo? La respuesta a todas

estas preguntas es la misma, y esta respuesta es "NO".

La observancia nada bíblica celebrada por la mayoría de las 

iglesias en los días mencionados anteriormente, son todas rema­nentes

del antiguo paganismo. Los cristianos que toman la Biblia y solamente a

la Biblia como la palabra de Dios no observarán ningún otro tiempo o días

como especiales, excepto los que la Biblia nos enseña como tales. Los

cristianos observan sólo aquello que la Biblia claramente enseña.

¿QUE DE LAS FIESTAS ANUALES DE ISRAEL?

 Ahora nos introducimos a la pregunta especial de este estudio. Tal vez estemos de acuerdo de que la Biblia no enseña y pue nosotros no debemos observar las festividades de origen pagano. Puede que concordemos en que la Biblia sí enseña la observancia del Sábado. Pero ¿Qué de las festividades anuales que a Israel fue mandado observar? Hay gente que está enseñando que en los tiempos del Antiguo Testamento Dios mandó observar las siete festividades anuales o días anuales y que estos se han legado al Cristianismo; por lo que los cristianos deben practicar y enseñar la observancia de estos eventos.

En este estudio mostraremos que a Israel le fue ordenado guardar sólo tres "fiestas" anualmente, cada una para un período designado de tiempo; y otras dos, cada una con un significado muy especial; y que ninguna de estas fiestas o días especiales tiene que guardar el cristiano. No hay ningún registro preciso en la Biblia de que el cristiano, desde la muerte de Cristo, haya alguna vez obser­vado estas festividades, ni ninguna instrucción hay tampoco de guardarlas. Es importante que nosotros como cristianos seamos fieles en practicar lo que Dios nos ha ordenado hacer, pero es igualmente importante que nos abstengamos de hacer o enseñar, como un deber sagrado, cualquier cosa que Dios no nos ha manda­do hacer o ha prohibido estrictamente practicar.