Indice del artículo
Fiestas del Judaismo
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Página 7
Página 8
Página 9
Página 10
Todas las páginas


EL DIA DE LA EXPIACION

Uno de los días más sacrosantos en Israel era el Día de la Ex- piación. No es llamada una fiesta o un ayuno, sino simplemente una "Santa convocación" o "sábado". "Y habló Jehová a Moisés, diciendo: Empero a los diez de este mes séptimo será el día de las expiaciones: tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová. Sábado de reposo será a vosotros, y afligiréis vuestras almas, comenzando a los nueve del mes en la tarde: de tarde a tarde holgaréis vuestro sábado" (Levíti­co 23:26,27,32).

Muy poca descripción de los eventos especiales del día de la expiación se da en este capítulo. En el verso 28 se menciona queel propósito del día es hacer una expiación por el pueblo ante Dios, pero no se nos dan más detalles. Los detalles de aquellas activida­des especiales que habían de hacerse al observar este día se nos dan en Levítico 16. Aquí encontramos que la expiación era el día en que el Sumo Sacerdote entraba al lugar santisimo del tabernáculo o templo. El entraba a este lugar tres veces: primero con incienso para que una nube de humo de incienso cubriera la cubierta del testimonio; segunda, con la sangre de un becerro que rociaba sobre la cubierta en expiación por sus propios pecados; y tercera, con la sangre del macho cabrío que esparcía sobre la cubierta por los pecados del pueblo, los cuales eran confesados por el sacerdote con sus manos en la cabeza del macho cabrío vivo; luego, este macho cabrío era enviado al desierto. Estas funciones únicas se hicieron cada año en el día de la expiación, mientras que Israel tuvo el tabernáculo y, posteriormente, en el templo.

EL TIPO DEL DIA DE LA EXPIACION

El día de la expiación y las cosas ejecutadas en aquel día fue­ron

características de la expiación que Cristo hizo por nosotros a través de

su muerte en la cruz y su ascensión a los cielos. Este es uno de los tipos

más completos y mejor explicados en la Biblia. Nadie necesita forjarse

ideas acerca del significado o el tipo, por­que la Biblia da la

explicación. Esta se encuentra en el libro de los Hebreos, capítulos 9 y

10. En el capítulo 9 hay una descripción del tabernáculo con su lugar

santo y su lugar santísimo, junto con el arca dorada y otras cosas

sagradas. Los servicios del día de la expiación se describen

cuidadosamente. Leemos: "Mas en el segun­do, sólo el pontífice una

vez en el año, no sin sangre; la cual ofrece por sí mismo, y por los

pecados de ignorancia del pueblo. Lo cual era figura de aquel tiempo

presente, en el cual se ofrecían presen­tes y sacrificios que no podían

hacer perfecto, cuanto a la conciencia, al que servía con ellos"

(.hebreos 9.- 7, 9).

Aquí la Biblia se refiere a estos eventos como en el pasado y nos dice

que fueron un tipo de aquel tiempo, indicando, por tanto, que ya no

han de practicarse. Con una explicación más amplia, la Biblia dice: "Y

no por sangre de machos cabríos ni de becerros, más por su sangre,

entró una sola vez en el santuario, habiendo obtenido eterna

redención. Y no para ofrecerse muchas veces a sí mismo, como entra el

pontífice en el santuario cada año con sangre ajena. De otra manera

fuera necesario que hubiera padecido muchas veces desde el principio

del mundo: mas ahora una vez en la consumación de los siglos, para

deshacimiento del pecado se presentó por el sacrificio de si mismo" (

Hebreos 9:12,26). Y si leemos el capítulol0 comprobaremos que las

ceremonias y los sacrificios que se hacían en el día de la expiación

vinieron a su fin cuando Cristo hizo el gran sacrificio de morir. El tipo

se cumplió y no hay ninguna instrucción para nosotros para

conmemorar el tipo, observando el día como un sábado anual.

DE TARDE A TARDE

En la descripción del día de la expiación en Levítico 23:32 

desierto habitando en casas temporales o tiendas, también llama­das

cabañas: "Y tomaréis el primer día gajos con fruto de árbol hermoso, ramos

de palmas, y ramas de árboles espesos, y sauces de los arroyos; y os

regocijaréis delante de Jehova vuestro Dios por siete días. En cabañas

habitaréis siete días: todo natural de Israel habitará en cabañas; Para que

sepan vuestros descendientes que en cabañas hice yo habitar a los hijos

de Israel, cuando los saqué de la tierra de Egipto: Yo vuestro Dios" (Levítico

23:40,42,43).